Publicidad Visible para tu negocio • (314) 456-0254 Apoya al periodismo independiente • Diario Digital St.Louis
Nacional

Expresidente Trump sigue siendo centro de atención e investigaciones

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó el cargo hace más de un año, pero su conducta en las últimas semanas de su presidencia mientras buscaba incansablemente permanecer en el poder y su papel en los disturbios en el Capitolio el 6 de enero de 2021, permanecen como un punto focal de la escena política estadounidense y múltiples investigaciones.

Trump, con una amplia base de apoyo de votantes republicanos, está sugiriendo otra candidatura a la presidencia en 2024 después de perder en 2020 ante el demócrata Joe Biden, ahora el presidente número 46 de Estados Unidos. Ambos hombres tienen más de 70 años, pero es posible una revancha electoral en dos años.

El expresidente ya está atacando el desempeño de Biden durante su primer año en el cargo, mientras que Biden y sus ayudantes atacan a Trump, concentrándose en sus afirmaciones sin fundamento de que le hicieron trampa para ganar un segundo mandato por fraude electoral.

Pero por el momento, la atención no está en 2024 ni en las elecciones al Congreso nacional que se realizarán dentro de nueve meses. El enfoque actual está en cómo terminó la presidencia de Trump.

Gran jurado especial

Un fiscal de la ciudad sureña de Atlanta, Georgia, convocó a un gran jurado especial para investigar la llamada telefónica de Trump al principal funcionario electoral de Georgia, Brad Raffensperger, a principios de 2021 pidiéndole que «encontrara» suficientes votos para anular su derrota en el estado.

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, habla durante una conferencia de prensa el lunes 30 de noviembre de 2020 en Atlanta. (Foto AP/Brynn Anderson)


El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, habla durante una conferencia de prensa el lunes 30 de noviembre de 2020 en Atlanta. (Foto AP/Brynn Anderson)

“Entonces, mira. Todo lo que quiero hacer es esto”, dijo Trump en una grabación de la llamada a Raffensperger. “Solo quiero encontrar 11.780 votos, que es uno más de los que tenemos, porque ganamos el estado”.

Mientras tanto, varios medios de comunicación de EE. UU. informaron el martes que los asistentes de Trump redactaron órdenes, que aparentemente nunca se emitieron, en las que pedían a los departamentos de Defensa y Seguridad Nacional que incautaran las máquinas de votación en los estados clave del campo de batalla político con la esperanza de probar el fraude electoral.

Trump perdió un desafío judicial tras otro en los estados que ganó Biden. William Barr, exfiscal general de Trump, declaró que los investigadores federales no habían encontrado evidencia de fraude que hubiera cambiado el resultado de las elecciones.

Sin desanimarse, Trump dirigió su atención a la certificación del Congreso de la votación del Colegio Electoral el 6 de enero de 2021, implorando al entonces vicepresidente Mike Pence que rechazara a los electores de Biden de varios estados clave en el campo de batalla que el demócrata había ganado.

Poco antes de que el Congreso se reuniera ese día, Trump realizó un mitin cerca de la Casa Blanca frente a varios miles de sus seguidores, instándolos a “luchar como el demonio” para bloquear la certificación de la victoria de Biden.

Cientos de partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio de EE. UU., rompieron ventanas y puertas, saquearon oficinas y se enfrentaron con la policía, hiriendo a 140 de ellos. Cinco personas murieron ese día o inmediatamente después, y un manifestante pro Trump asesinó a tiros por un oficial de policía.

Hasta este momento, 768 personas han sido acusadas de delitos penales durante el caótico tumulto en el Capitolio, muchas de ellas con cargos menores de allanamiento de morada, pero algunas por agredir a la policía. Un total de 178 se han declarado culpables, y muchos recibieron una sentencia de unas pocas semanas en la cárcel, aunque algunos que enfrentan cargos de agresión han sido sentenciados a más de cuatro años. El resto de los casos siguen sin resolverse mientras los investigadores analizan minuciosamente las imágenes de video del caos para identificar a los alborotadores.

Investigación del Congreso

Un comité selecto de la Cámara de Representantes (siete demócratas y dos republicanos anti-Trump) ha estado investigando los eventos que llevaron a los disturbios del 6 de enero, entrevistando a más de 300 testigos, incluido Marc Short, el jefe de gabinete de Pence.

El vicepresidente Mike Pence habla en un evento de campaña el miércoles 28 de octubre de 2020 en Flint, Michigan (AP Photo/Paul Sancya)


El vicepresidente Mike Pence habla en un evento de campaña el miércoles 28 de octubre de 2020 en Flint, Michigan (AP Photo/Paul Sancya)

Otros testigos clave, incluido el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, se han negado a testificar, pero el comité espera llegar a conclusiones a mediados de año sobre cómo se desarrolló el motín, el papel de Trump en fomentarlo y por qué durante tres horas se negó a persuadir a sus seguidores de dejar el motín.

Trump ha menospreciado la investigación, emitiendo una declaración que dice que los republicanos que forman parte del panel investigador son republicanos solo de nombre, refiriéndose burlonamente a los dos republicanos en el comité: la congresista Liz Cheney y el congresista Adam Kinzinger.

El fin de semana pasado, en un mitin político en Texas, Trump habló en nombre de los alborotadores arrestados en el Capitolio y dijo: “Mucha gente me ha estado preguntando al respecto. Si me postulo y gano, trataremos a esas personas a partir del 6 de enero de manera justa. Y si requiere indultos, les daremos indultos porque están siendo tratados tan injustamente».

Pero Trump enfrentó un revés inmediato por su sugerencia de perdón, lo que provocó una reprimenda de Cheney y otros republicanos.

“Trump usa un lenguaje que sabe que causó la violencia del 6 de enero; sugiere que perdonaría a los acusados del 6 de enero, algunos de los cuales han sido acusados de conspiración sediciosa; amenaza a los fiscales; y admite que estaba intentando anular la elección”, dijo Cheney en Twitter. “Lo haría todo de nuevo si tuviera la oportunidad”.

Un aliado político cercano de Trump, el senador republicano Lindsay Graham, rechazó los indultos como “inapropiados”. Graham dijo al programa “Face the Nation” de CBS News: “No quiero enviar ninguna señal de que estaba bien profanar el Capitolio. Hay otros grupos con causas que pueden querer seguir el camino violento si estas personas son perdonadas».

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, también criticó a Trump y dijo: “Sus comentarios de este fin de semana defendieron las acciones de sus partidarios que asaltaron el Capitolio y atacaron brutalmente a los agentes del orden público que lo protegían.

“Creo que es importante decir eso y llamarlo. Incluso atacó a su propio vicepresidente por no haber ‘anulado las elecciones’, según sus palabras. Y es solo un recordatorio de lo inadecuado que es para el cargo”, dijo Psaki.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

Mostrar más

DiarioDigitalSTL

DiarioDigitalSTL.com es el noticiero digital en español para la comunidad hispanohablante de St.Louis, Missouri y alrededores. Noticias, reportajes y contenidos exclusivos en español. Periodismo independiente y comunitario. Contenidos de este medio están protegidos por derechos de autoría y copyright, prohibida su copia o uso sin previo permiso. Contacto@DiarioDigitalSTL.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de Anuncios Encontrado!

Por favor considere ayudarnos con desconectar su bloqueador de anuncios. Gracias!